Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sanidad

El viejo Hospital de Reus volverá a abrir

La mayoría de servicios y trabajadores del Centre MQ se trasladará al antiguo Sant Joan

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de archivo de la visita realizada hace meses en las instalaciones del viejo hospital Sant Joan. Foto: DT

Imagen de archivo de la visita realizada hace meses en las instalaciones del viejo hospital Sant Joan. Foto: DT

La amplia mayoría de los servicios que presta el Centre Mèdic Quirúrgic de Reus (CMQ) serán trasladados al viejo hospital de Reus. Así pues, el edificio de la calle Sant Joan albergará las consultas externas, el servicio de urgencias, la cirugía menor o mayor ambulatoria o los ingresos puntuales de los pacientes. Con todos ellos también se desplazará al centro de la ciudad la práctica totalidad de la plantilla, compuesto por unos 120 trabajadores. Las intervenciones de mutuas y privados que requieran de ingreso, junto con la planta de hospitalización, se mantendrán en el Hospital Sant Joan.

El anuncio hecho público este lunes por el alcalde de Reus, Carles Pellicer, y la concejal de Salut, Noemí Llauradó, pone punto y final al debate sobre el futuro del CMQ y da a conocer las claves del acuerdo que el viernes alcanzó su consejo de administración. Entre los distintos puntos destaca el coste que tendrá la adecuación y traslado del centro médico a las dependencias del antiguo hospital. Éste será de unos 3 millones de euros a falta de termine la redacción del plan de inversión y de financiamiento. No obstante, Llauradó ha avanzado que existirá un periodo de carencia del alquiler que el CMQ deberá pagar a Reus Serveis Municipals por el uso de las instalaciones mientras que no se haya amortizado la inversión de la obra.

Pellicer, que se ha mostrado satisfecho con el desenlace final de la historia, ha rechazado fijarse una fecha para la materialización del traslado. Esó sí, ha dejado entrever que no se efectuará en los próximos meses. Y es que, según ha explicado él mismo, los servicios jurídicos del Ayuntamiento están negociando con los propietarios de la antigua clínica Fàbregas para alargar unos meses la ocupación de las dependencias de la calle Gaudí. Cabe recordar que el contrato entre las dos partes finaliza el próximo mes de junio. Una situación que, hasta la fecha, ha tensado las relaciones entre las dos partes en más de una ocasión.

El alcalde de Reus ha justificado la decisión del cambio, respaldada en el consejo de administración por PSC y C's, por motivos económicos, estratégicos y de ciudad. "La propuesta de renovación del contrato eran inasumibles para el Ayuntamiento y, además, el estado de conservación de la antigua Clínica Fàbregas obligaba a realizar importantes inversiones", ha manifestado, sin dejar de mencionar que la opción del traslado "es la más económica de todas". En cuanto a los motivos estratégicos y de ciudad ha reiterado que supondrá un gran impulso económico para el entorno que beneficiará tanto a los comerciantes de la zona como al Mercat Central.   

El Diari ya adelantó la visita que el alcalde y Llauradó realizaron hace meses en el viejo hospital con los técnicos del centro para analizar el estado de las instalaciones y evaluar los servicios que podría albergar.

Temas

  • REUS

Lea También