Ematsa recupera una fuente histórica de TGN de los años 70

Es una de las cuatro piezas escultóricas que el delineante municipal Pere de Alejandro diseñó para destacar los valores de la ciudad

| Actualizado a 24 marzo 2022 11:16
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La Empresa Municipal Mixta d’Aigües de Tarragona (Ematsa) presentó ayer la nueva fuente ubicada a las puertas de la oficina de atención al cliente de la compañía, en la Muntanyeta. Se trata de una pieza histórica diseñada por el que fue delineante municipal, Pere de Alejandro, que formaba parte de un grupo de cuatro fuentes escultóricas que se instalaron en diferentes puntos de la Rambla Nova en la década de los 70 y que destacaban los cuatro valores de la ciudad: pesquera, agrícola, industrial y turística. Dichas fuentes se retiraron y ahora Ematsa ha recuperado y restaurado la pieza dedicada al turismo, en el marco del compromiso de la empresa de poner en valor el patrimonio histórico vinculado al ciclo integral del agua de la ciudad.

La iniciativa se ha llevado a cabo con la colaboración de la Biblioteca Hemeroteca Municipal, con lo que la presentación contó con la presencia de Elena Virgili, miembro de la entidad, que explicó el proceso de búsqueda histórica que se llevó a cabo para ubicar dicha fuente en el contexto histórico y social de la época. Después, el historiador Joan Gisbert fue el encargado de explicar quién fue y que hizo el delineante Pere de Alejandro.

Según relató el experto, De Alejandro trabajó 10 años en el Ayuntamiento durante los cuales diseñó, con cierta libertad creativa, siete fuentes que debían ser instaladas en diferentes puntos de la ciudad. Cuatro de las fuentes, símbolo de la expansión de la ciudad, consistían en un bloque rectangular de mármol travertino donde se encajaba una pica de mármol negro. El agua caía en varios niveles hasta formar dos pequeños estanques.

En la parte frontal había una placa de cerámica con el nombre de Tarragona y motivos alusivos a los cuatro sectores a los que estaban dedicadas: turismo, industria, pesca y agricultura. Fueron inauguradas entre 1970 y 1971, cuando se instaló otra fuente diseñada por De Alejandro en Bonavista.

Asimismo, en el 72 se inauguraron dos más, una en el Serrallo, por las fiestas de Sant Pere, y otra, más moderna, en el Passeig de Les Palmeras, de donde fue retirada cuando se remodeló en 1994. De Alejandro también es el autor de un mural en la estación de bombeo número 10, de quince metros de largo, que se inspira en cortes geológicos y utiliza materiales de desecho de la misma obra, diferentes tipos de piedra y herramientas relacionadas con el control del agua y la acequia.

La presentación de la recuperación de esta fuente, a la cual asistieron alrededor de 20 personas, forma parte de diferentes actividades organizadas por Ematsa para celebrar el Día Mundial del Agua, que fue el 22 de marzo. De Alejandro, presente en el acto, dirigió unas palabras a los asistentes. Emocionado por este reconocimiento 50 años después, contó que era ingeniero pero tenía inquietudes artísticas.

Comentarios
Multimedia Diari