Tarragona: el fotógrafo de las BBC

Fer-Vi captó con su cámara la vida social de TGN durante medio siglo. Se hizo célebre por sus fotos navideñas infantiles

| Actualizado a 27 febrero 2022 12:51
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«Hubo una Navidad, la de 1978 ó 1979, en la que llegamos a fotografiar a 1.200 niños. Las familias hacían cola en la calle», recuerda con orgullo Josep Ferrer Vidal. Josep es la cabeza visible de una ‘marca’ tarraconense, ‘Fer-Vi’, que nació el 9 de julio de 1965 de la mano del propio Josep, de su hermano Joan y de las parejas de ambos, Mercè Escoda y Montse Cortijo.

Un año después, Joan y Montse optaron por otros caminos. Josep y la que luego sería su esposa se encargaron durante medio siglo de plasmar la vida social de la ciudad: bodas, bautizos y comuniones (lo que en el argot se llama la BBC), pero también eventos de todo tipo y, sobre todo, imágenes navideñas de los más pequeños de las familias tarraconenses.

Fer-Vi regalaba la copia de una foto a cada familia que se acercara por Navidad a su conocida tienda de la calle Cós del Bou. El anzuelo comercial tuvo un éxito clamoroso. Los niños y niñas posaban con diversos fondos y las familias enviaban las imágenes como felicitación navideña. De ahí que Josep fuese conocido como «el fotógrafo de los niños».

Con el tiempo, Fer-Vi fotografió la Primera Comunión de esos mismos niños, sus bodas e incluso los bautizos de sus hijos. Todo un ejemplo de confianza de las familias tarraconenses en la habilidad profesional de Fer-Vi.

Si otros legendarios fotógrafos pelacanyes, como los Vallvé o los Chinchilla, optaron por combinar sus propios negocios con el fotoperiodismo, Fer-Vi se decantó más por la fotografía de sociedad: «Te permitía darte a conocer entre mucha gente. Muchas familias repetían. En las bodas, por ejemplo, nos hacían sentir como si fuéramos uno más».

Josep también hizo sus pinitos en la fotografía deportiva. Colaboró con el ‘Diario Español’ y ‘Dicen’. De hecho, empezó a dedicarse a la fotografía por su pasión por el deporte. En el interesante libro ‘Fotos Fer-Vi. Tarragona 1965-2015’, de Ramon Giner y Rafael Vidal, se pueden ver, por ejemplo, instantáneas del ascenso del Nàstic a Segunda División en la temporada 1971-1972. La Plaça de la Font se llenó hasta los topes para celebrarlo.

Merece la pena ojear el libro para sumergirse en la vida social pelacanyera. Vidal y Giner hicieron un gran esfuerzo por identificar con nombre y apellidos a los y las tarraconenses que aparecen en las fotos. El libro se ha agotado, pero puede consultarse, por ejemplo, en la Biblioteca Pública de Tarragona.

El momento cumbre del fotoperiodismo deportivo llegó para Fer-vi el 5 de septiembre de 1973. Aquel día el Barça disputó un partido de fútbol contra el Cercle Brujas, un equipo de la Primera División belga. El encuentro sirvió de presentación del que sería una leyenda azulgrana, Johan Cruyff. Fer-vi estuvo allí y fotografió a Johan y a otro ‘protagonista’ tarraconense: el árbitro del partido, Jaume Oliva, natural de La Secuita. Así describió ‘El Mundo Deportivo’ su arbitraje: «... inventó algún que otro fuera de juego visitante y tendió al caserismo». El Barça ganó por 6-0 con dos goles de Cruyff.

«La Penya Barcelonista me ofreció ir a la presentación y poder hacer fotos en el campo. Me ilusionó mucho y acepté. Es la foto deportiva más impactante que he hecho. También fotografié el ascenso del Nàstic a Segunda, pero lo de Cruyff fue algo especial», rememora 48 años después.

Pruebas atléticas, el recorrido de la llama olímpica en 1992 por Tarragona, los partidos, plantillas y cantera del CBT, competiciones ciclistas y tenísticas, partidas de ajedrez (como la disputada entre el que fuera alcalde de Tarragona Josep Maria Recasens y el mítico Karpov en 1990) o fútbol femenino pasaron por el objetivo de Fer-vi.

Una de las fotos deportivas más curiosas es la de un equipo femenino que tuvo Tarragona en 1970, cuando aún quedaba medio siglo para que el fútbol femenino tuviera el merecido protagonismo con el que cuenta ahora. Era el USFEAC. Según Giner y Vidal «desgraciadamente el equipo tarraconense no pudo acabar la temporada por falta de recursos económicos».

Semana Santa, las fiestas de Santa Tecla, Sant Magí y Sant Roc (Cós del Bou), el Carnaval, las collas castelleras, el Seguici, colegios profesionales, el Port, entidades sociales, comercios, urbanismo... fueron otras de las temáticas del trabajo de Fer-Vi.

Josep aún sigue yendo cada día a su tienda de Cós del Bou, aunque está cerrada desde el 30 de septiembre de 2015, el día en que él, su mujer, Mercè, y su hijo Òscar bajaron la persiana.

«Fer-Vi no soy yo solo. Es la familia. Mi mujer, Mercè, fue una pionera», presume Josep. Se refiere a que Mercè fue la primera mujer en Tarragona en hacer reportajes de bodas. Entre las anécdotas que rescata Josep está, precisamente, la del día en que un sacerdote instó a Mercè a bajarse del ábside mientras tomaba fotos en una boda porque «una mujer no puede estar aquí».

Josep se dedicó a captar con su mirada fotográfica los mejores momentos de la vida de miles de tarraconenses. Paradojas de la vida, sus padres, Josep y Ana, eran invidentes desde bebés. Josep padre llegó a ser compositor musical. Toda una historia de superación que dejó huella en sus hijos.

«He pensado muchas veces, estando en el cuarto oscuro para revelar una foto, que esa oscuridad en la que yo estaba un rato era permanente para mis padres. Con la particularidad que yo había visto las cosas y ellos no. Eso me ha marcado mucho», concluye Josep.

Comentarios
Multimedia Diari