Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El Nàstic visita a un Real Unión también en dinámica positiva

Raül Agné tiene las bajas de Marc Trilles, Lupu, Nil y De la Peña

| Actualizado a 26 noviembre 2022 19:37
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

En cinco jornadas se acabará el 2022 para la Primera RFEF. Un tramo en el que el técnico del Nàstic, Raül Agné, advirtió será decisivo para las aspiraciones del equipo. Sea porque se rompa o no el equilibrio existente en la tabla clasificatoria del grupo 2 -con seis puntos de distancia entre el play-off y el descenso-, el conjunto grana tiene que lograr los puntos necesarios para cuando se inicie el 2023 estar lo más arriba posible. Un momento crucial al que el Nàstic llega, probablemente, en su mejor momento de la temporada.

Los granas visitan el Stadium Gal con una racha de 10 puntos posibles sobre 12 disputados. Tres victorias (cuatro si se añade la de Copa del Rey) y solo un empate ane el Athletic Club B en Lezama. Números impensables después de la derrota ante la Real Sociedad B el pasado 15 de octubre. Un cambio que resulta extremadamente complicado resumirlo en un simple resultadismo, aún menos en la suerte. Si acaso en el acierto propio y desacierto rival. Encajaría aquí la explicación para el partido ante el Castellón. Pero, ¿no se trata de eso en el fútbol? Vencer en las áreas. Dominarlas. El que lo hace, suele ganar los partidos. Más allá de si el juego es o no atractivo o digerible para los espectadores más exigentes.

Es indiscutible que el Nàstic de los últimos partidos compite y aprovecha la calidad de su plantilla para sumar allí donde otros no lo harían. En momentos que unos podrían dejarse llevar -ir por detrás en el marcador ante un líder sólido, bien podría provocarlo- el cuadro grana se recompone. Como señaló Agné, solo hace falta que esa capacidad que exhibe en el Nou Estadi Costa Daurada ante su afición se traslade en los choques a domicilio.

Javi Bonilla fue decisivo en el partido ante el Castellón, culminando la remontada con una de sus especialidades, una falta directa que se coló.

En este aspecto, el Nàstic ha mejorado algo en sus tres últimas visitas a Las Gaunas, dos de ellas, y Lezama. Consolidar esa buena dinámica como visitante reafirmaría al equipo tarraconense en uno de los rivales más duros del grupo.

En el capítulo de ausencias, el técnico del Nàstic mantiene las bajas de Lupu y Nil, apuntan para largo, y la seria duda de Marc Trilles.

En buena racha llega también el Real Unión Club de Irún. Después de tocar fondo, siendo colista dos jornadas, empezó a salir tras dar la sorpresa en Copa del Rey eliminando al Cádiz de Primera División. Un éxito que se le sumó la pasada jornada un triunfo con valor, ganando al Intercity a domicilio y con remontada incluida. Un resultado que les permitió acercarse a las posiciones de salvación.

El héroe de ambos encuentros fue su delantero, Nacho Sánchez. El pichichi del grupo anotó los dos goles de la remontada ante el conjunto valenciano y el tanto que dio el pase a la siguiente ronda de Copa al cuadro guipuzcoano. Está en forma y amenaza con convertirse en una pesadilla para la zaga tarraconense esta tarde. Si el Nàstic quiere empezar bien esta ‘miniliga’ prenavideña, debe mejorar sus prestaciones de visitante.

Comentarios
Multimedia Diari