Un mercado de salidas en el Nàstic

Desde el regreso del club grana a la tercera categoría del fútbol español, hace ya tres temporadas, nunca se habían producido tantas marchas (7)

| Actualizado a 02 febrero 2022 12:44
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Se podía pensar que este mercado de invierno iba a ser todo un carrusel de llegadas en el Nou Estadi. El equipo se había desenganchado de la parte de arriba debido a que se había sumergido en una mala racha que parecía no tener fin, sobre todo fuera de casa donde todavía no había ganado. 

Sin embargo, la secretaría técnica del Nàstic comandada por Sergi Parés ha decidido apostar por una reestructuración menos agresiva de lo esperado. Desde el club grana siempre se dejó claro de manera interna que no se iban a cometer locuras en esta ventana de fichajes porque se confiaba en la actual plantilla y porque la situación económica exige un alto grado de responsabilidad. 

Han cumplido su palabra sobre todo en el capítulo de fichajes en el que han apostado por fichar poco pero seguro. Han llegado tres jugadores contrastados que apuntan a priori a subir el nivel de la plantilla. Era obvio que los grandes males del equipo estaban sobre todo del centro del campo para adelante y en consecuencia a ello se ha actuado. Se han fichado a dos delanteros que llegan del fútbol profesional como son Juan Camilo Becerra y Dani Romera. Dos jugadores que llegan con la misión de paliar el déficit ofensivo del equipo.

Si la revolución no ha llegado en el capítulo de altas, si lo ha hecho en el de bajas en el que el Nàstic ha aligerado la plantilla con hasta siete salidas. Tres han sido mediante la fórmula de la rescisión, mientras que las otras cuatro han sido a través de una cesión. Cirkovic, inédito toda la temporada, Fullana, por cuestiones económicas y deportivas, y Pol Prats han sido los jugadores que han finalizado su relación con el Nàstic. Por otro lado, Pol Ballesteros (Badalona), Óscar Sanz (Ebro), Andrei Lupu (Numancia) y Pedro Martín (Atlético Sanluqueño) se han marchado cedidos y a priori deberían regresar en la próxima temporada. 

Si se echa la vista atrás, el Nàstic ha completado el invierno con menos altas, pero con más salidas desde que regresó a la tercera categoría del fútbol español. Dos temporadas anteriores en las que hubo más movimientos de entrada que de salida a diferencia de esta ventana invernal. Un camino progresivo en el que el Nàstic ha apostado por fichar menos en invierno, tal y como confirman los anteriores mercados invernales. 

En la temporada 2020/2021 llegaron hasta cuatro futbolistas (José Aurelio Suárez, Lupu, Guillem Jaime y Feras), mientras que se marcharon otros cuatro (Wilfred, Pol Prats, Lucas Prudhomme y Carlos Vicente). En la temporada 2019/202, con las puertas del descenso a Tercera cerca y en un curso que terminó de manera abrupta por la Covid, el Nàstic realizó hasta cinco altas (Jesús Rueda, Fran Miranda, Fausto Tienza, Fran Carbia y Javier Ribelles) y firmó cinco salidas (Damián Petcoff, Romain Habran, Pol Valentín, Joel Lasso y Bruno Perone). 

Lejos queda ya el último año en Segunda División en el que el Nàstic realizó un lavado de cara tremendo a la plantilla a la que modificó con hasta 10 altas y 12 bajas. Una sacudida que no sirvió para nada, ya que la mala primera vuelta y la falta de reacción en la segunda llevó a los granas al descenso a un bronce en el que sigue hoy todavía.

Raül Agné ya tiene las tres piezas que había demandado. Quiere paliar los problemas de gol del equipo y darle más pie en la medular. Dani Romera y Elías Pérez llegaron con celeridad, lo de Juan Camilo Becerra no se cerró hasta el último día de mercado. Sin embargo, el técnico de Mequinenza celebra su llegada porque había dejado caer en alguna rueda de prensa que si pudiese traer otro jugador a la plantilla sería un delantero. Así ha sido. El Nàstic ya está listo para la segunda vuelta. Objetivo reengancharse a la parte alta
Romero al Espanyol B
Óscar Romero jugará en el Espanyol B lo que resta de curso y las próximas tres temporadas. El delantero pone fin así a su aventura en la Pobla y se marcha a la cantera perica tras el acuerdo alcanzado entre clubes. 
Hay que recordar que la pasada campaña completó un curso espectacular con el Juvenil A del Nàstic en la que logró 20 goles en División de Honor, siendo el máximo goleador de Catalunya y el tercer a nivel estatal. 

Ya en verano tuvo ofertas del filial del Espanyol y también le siguieron de cerca el FC Barcelona y el Real Madrid para sus filiales pero finalmente se quedó en el Nàstic. Realizó la pretemporada con el primer equipo y durante la primera vuelta ha militado en una Pobla en la que fue de más a menos, siendo muy poco utilizado en los últimos meses (12 partidos en total).

Comentarios
Multimedia Diari