Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las cámaras de comercio entran en campaña

El 2 de octubre se abrió el período electoral para la renovación de los plenos. El proceso, que debería culminar antes del 30 de septiembre de 2018, afecta a las cámaras de Tarragona, Reus, Valls y Tortosa

Diari de Tarragona

Whatsapp
El proceso electoral se abrió el 2 de octubre

El proceso electoral se abrió el 2 de octubre

El pasado 2 de octubre se abrió el período electoral para la renovación de los plenos de las cámaras de comercio de Catalunya y del resto del Estado español. Se trata de un plazo largo, que durará hasta el 30 de septiembre de 2018, y que da relevo a los plenos surgidos de unas ya lejanas elecciones en el año 2010, tras un período excepcional que ha alargado los habituales mandatos de cuatro años, a consecuencia de la aprobación de una Ley de Cámaras (en el año 2014) que cambió radicalmente la realidad de estos organismos públicos.

Tarragona, Reus, Valls y Tortosa son las cuatro cámaras de comercio entre las que se reparten las comarcas del sur de Catalunya. En todas ellas va a haber en estas elecciones cambios sustanciales, que se explican por la nueva legislación.

Entre los efectos más relevantes que ha tenido la Ley de Cámaras de 2014 está el cierre del grifo de ingresos por parte del Estado. Con la nueva legislación, las cámaras de comercio tuvieron que buscarse su propia financiación, aun siendo organismos públicos. La adscripción de las empresas a estas cámaras de comercio dejó de ser obligatoria, así como el pago de la cuota cameral, con lo cual muchos de estos organismos pasaron a concentrar el grueso de sus ingresos en un puñado de grandes empresas, completándolo con servicios como cursos y misiones comerciales.

La nueva legislación cameral puesta en marcha en 2014 introduce cambios sustanciales

Tal y como describe un trabajador de una de las cuatro cámaras de comercio de la demarcación de Tarragona, “antes, cuando empezaba el año siempre te llegaban dos millones de euros desde el Gobierno, con la única consigna de que los gestionases bien; ahora, tienes que salir tú a buscar el dinero”. Así las cosas, fuentes camerales admiten que, si antes podía ser atractivo contar con una silla en el pleno de una cámara de comercio, la nueva realidad financiera de estos organismos presagia unas elecciones muy distintas a lo que conocimos.

Ésta será, además, la primera legislatura en la que algunas empresas podrán hacerse con asientos en los plenos sin necesidad de pasar por las urnas, ya que en todas las cámaras de comercio se habilitan sitios de representación (de libre determinación por parte de cada cámara) para un número determinado de empresas, ordenadas según su aportación económica (y su compromiso de aportación a lo largo de la legislatura). Es decir, representación política de pago.

Elecciones al pleno
Pese a los cambios, el formato electoral seguirá siendo el mismo. Se trata de elecciones al pleno de la cámara de comercio, que divide sus asientos (con un número que puede ir desde los 10 a los 60 miembros, a elección de cada cámara) entre 15 grupos económicos distintos. Cada uno de estos grupos cuenta con un número de asientos en función del VAB (Valor Añadido Bruto), la ocupación que generan y el número de establecimientos.

Así, los plenos suelen ser un reflejo bastante fiel de la realidad económica de cada demarcación cameral, con sectores con mayor o menor peso en función de su actividad en ese territorio. Y, sin duda, habrá cambios. Como ejemplo, los seis asientos que tenía en 2010 el sector de la Construcción en la Cambra de Comerç de Tarragona, que en esta próxima legislatura pasarán a dos.

Las cámaras han dejado de tener financiación abundante asegurada y el número de mandatos se ha restringido

 

Cada asiento en el pleno se asigna a una empresa, previa votación entre ellas en su censo de grupo. De esta manera, las empresas de hostelería votarán sus representantes, mientras las industrias químicas harán lo mismo entre sí, generalmente en sus propias organizaciones sectoriales. Una vez votados los representantes empresariales del pleno, se incorporan también a éste los representantes patronales (Pimec y la Confederació Empresarial de la Província de Tarragona) y, en esta legislatura, también las empresas de mayor aportación económica que no hayan logrado salir elegidas con votos.

A partir de aquí, constituido ya el pleno, es cuando entre todos los miembros se elige la composición del comité, que saldrá de los representantes empresariales de ese mismo pleno. Es decir, el presidente, vicepresidentes, tesorero y vocales. También aquí hay este año una novedad importante. La nueva legislación limita a un máximo de dos mandatos (con un tercero de prórroga excepcional) la duración en un cargo. En el caso de las comarcas del sur de Catalunya, queda fuera, por ley, el histórico presidente de la Cambra de Comerç de Valls, Marcel·lí Morera. ¿Quién le relevará? La campaña electoral no ha hecho más que empezar.

Relevo de confianza,Andreu Suriol (72)
Andreu Suriol (L’Arboç, 1945) encarna la tercera generación de una saga de farmacéuticos en su municipio natal del Baix Penedès. Tras acceder al pleno de la Cambra de Comerç de Tarragona en el año 2002 y llegar hasta vicepresidente segundo, el 4 de febrero relevó a Albert Abelló en la presidencia del ente cameral, tras la marcha del tarraconense a la política municipal. Entre otros cargos, ha sido presidente del Col·legi de Farmacèutics de Tarragona. Cuenta que, cuando Abelló le pidió asumir su relevo al frente de la Cambra de Tarragona, «me lo tomé como un servicio» que ahora da por cumplido. Descarta por completo aspirar a cualquier cargo en el nuevo pleno.

'Me voy con gran satisfacción de la experiencia de estos años, en los que he procurado tener buena relación con todos'

Sereno y paciente,Isaac Sanromà (61)
Isaac Sanromà nació en Reus en 1956 y es licenciado en Ciencias Económicas por la Universitat de Barcelona. Es miembro del Registre d’Economistes i Assessors Fiscals, Auditor de Comptes y forma parte del Registre Oficial d’Auditors de Comptes (ROAC). También está diplomado en Mediación Civil y Mercantil. Lleva dos mandatos como presidente en la Cambra de Comerç de Reus y el útimo se ha alargado de 4 a 7 años. En total 11 años en un cargo, para el que fue elegido en las elecciones de 2006. Por lo que respecta a las intenciones que tiene de cara a las elecciones de las cámaras de comercio, todavía no ha tomado ninguna decisión en este sentido. 

'Llevo 11 años en el cargo como presidente, pero todavía no he tomado ninguna decisión respecto a la elecciones  de las cámaras'

El más veterano, Marcel·lí Morera (73)
Marcel·lí Morera nació en Valls el 14 de julio de 1944. Tenía una empresa de madera y estudió comercio. En 2002 accedió a la Cambra de Comerç de Valls, donde ha estado cuatro legislaturas. Con el reciente cambio legislativo le será imposible presentarse a una nueva reelección. Marcel·lí Morera valora positivamente estos años: «Para mí ha sido muy gratificante. Ahora tengo un posible candidato pero cuesta, ya que se necesita tiempo y ganas. La Cambra de Valls es pequeña pero tenemos suerte de que en la ciudad hay mucha industria. El pequeño comercio ha ido disminuyendo pero las grandes superficies se han incrementado». Con 73 años, Marcel·lí Morera se jubilará.

'La dificultad que tenemos en Valls es que cuesta encontrar a alguien que quiera ser el nuevo presidente de la Cambra de Comerç'

Comprometido y perseverante,José M. Chavarría (50)
José M. Chavarría (Tortosa, 1967) acabó sus estudios en Seattle y empezó en la empresa familiar, la compañía de transportes Hife, hace más de 20 años. Actualmente es su consejero delegado. También es un apasionado del remo, y es el presidente del Club de Rem Tortosa y de la Federació Empresarial Catalana d’Autotransport per Carretera. Chavarría es presidente de la Cambra de Tortosa desde 2015. Afirma que no considera, ahora mismo, significante si se volverá a presentar o no. «Para mí lo importante es que el plenario tenga ganas de trabajar». Lo más satisfactorio para él ha sido ayudar a las empresas del territorio a exportar.

'Nos ha hecho ilusión ayudar y ver cómo empresas del territorio que nunca habían exportado han podido salir al exterior’'

 

 

Temas

Comentarios

Lea También