Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"En el obituario todo el mundo queda bien, pero la gente tiene una cara B"

Entrevista a Malcolm Otero y Santi Giménez, que este viernes presentan su libro 'Més il·lustres execrables' en Reus

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Santi Giménez (i) y Malcolm Otero (d), de gira con su segundo libro, llegan a Reus. Foto: Gorka Leiza

Santi Giménez (i) y Malcolm Otero (d), de gira con su segundo libro, llegan a Reus. Foto: Gorka Leiza

Malcolm Otero y Santi Giménez son especialistas en sacar a la luz el lado oscuro de algunos de los personajes más aclamados de la historia. Así llevan tres temporadas en el programa Via lliure de RAC1, con la sección ‘Il·lustres execrables’. Tras un primer libro que comparte el título de la sección radiofónica, se encuentran de gira con el segundo volumen Més il·lustres execrables que este viernes (19h) se presenta en la Galatea Llibres de Reus.

¿Cómo nació la sección ‘Il·lustres execrables’ en el programa?

Santi Giménez: Xavi Bundó, conductor del Via lliure, me propuso hacer una sección. Como Genís Sinca ya tenía una en la que hablaba muy bien de la gente (Honorables catalans), pensé en hacer totalmente lo contrario. Y claro, no hay nadie mejor que Malcolm para pensar mal de la gente. 

Malcolm Otero: En realidad Santi buscaba a alguien culto, pero solo me encontró a mí.

‘Il·lustres execrables’ empezó como una sección y ya van dos libros. Toda una sorpresa. 

MO: La sorpresa fue que no nos cerraran la sección al tercer programa. Pensábamos que decir burradas por la radio no tenía futuro, pero poco a poco la sección fue teniendo éxito y la editora Ester Pujol tuvo la idea de publicar un libro (Il·lustres execrables). Le dijimos que perdería dinero y ya van cuatro ediciones.

"La sorpresa fue que no nos cerraran la sección al tercer programa. Pensábamos que decir burradas por la radio no tenía futuro"

¿Cómo se ideó el libro?

SG: Este segundo está más trabajado y pensado como libro. El primero es un libro que se alterna con el formato de guión de radio.

MO: El segundo lo hemos hecho con más tiempo, mientras que el primero estaba pensado para Sant Jordi.

Precisamente el primero fue un éxito en Sant Jordi del año pasado. ¿Qué esperáis de este segundo?

SG: Pasarlo en grande conociendo gente y riendo, como la otra vez. No tenemos ninguna aspiración de estar en las listas de los más vendidos. Que la editorial que ha confiado en nosotros no pierda dinero.

MO: Una librera de l’Escala me dijo que el primer libro suele ir bien, el segundo ser un éxito y el tercero un fracaso. Por eso no haremos un tercero.

Lo habitual es alabar a los muertos… vosotros hacéis lo contrario.

SG: Ese es el espíritu de lo que queremos hacer. En el obituario todo el mundo queda bien, y resulta que de la gente de la que se ha hablado muy bien tiene una cara B. No dejamos de admirar a personas que han elevado su arte a límites impensables, pero eso no les exime de haber cometido agresiones inquebrantables.

"Admiramos a personas que han elevado su arte a límites impensables, pero eso no les exime de agresiones inquebrantables"

¿Qué personaje os ha sorprendido más?

MO: En el top3 está Mitterrand, un execrable con todas las letras. Lo tenía todo como símbolo de la democracia y era un ejemplo para líderes como Felipe González. En cambio, en su historial nos encontramos terrorismo y asesinato.  

¿Algún personaje de Tarragona?

MO: Uno que hacía mucha gracia, el payaso Chalie Rivel (Josep Andreu i Lasserre, muy ligado a Cunit y el litoral del Penedès). Tenía vínculos con los nazis, se escribía cartas con Hitler,  por ejemplo para felicitarle el cumpleaños, y era amigo de Goebbels. Además, estafó a su familia y era un maltratador.

SG: El motivo por el que se rompió su familia era porque ellos, que vivían en Francia, no apoyaban el nazismo, entonces Charlie Rivel les denunció ante los tribunales nazis de Frankfurt. Hacía gracia pero al final no tanta.

¿Alguien se ha quejado de lo que hacen?

SG: Solo católicos que nos condenaban al infierno por email cuando hicimos el programa de Juan Pablo II y el de Maria Teresa de Calcuta. Nos encontramos con lo contrario, que después de hacer un programa, alguien que sabe más del personaje nos dice que nos hemos dejado algo muy fuerte.

MO: La única queja rara ha sido de la presidenta del club de fans de James Dean. No sabíamos de su existencia e imaginamos que solo debe tener un miembro.

"Charlie Rivel tenía vínculos con los nazis, se escribía cartas con Hitler y era amigo de Goebbels"

Vayamos a algunos ejemplos. Charles Chaplin.

SG: Pese a que lo admiramos muchísimo y es uno de los cinco artistas que pasarán a la posteridad, tenía una vida de cuidado, dejando embarazadas a niñas de 15 años. Vamos, que le gustaba la carne poco hecha.

Albert Einstein.

SG: Es un caso absoluto de propaganda machista. Estaba casado con Mileva que era mucho más inteligente que él. Pues le hizo firmar un contrato draconiano por el que cuando él entrara en una habitación, ella no podía estar dentro; que no le mirara si él no la miraba; la trataba fatal y además tenía una amante que era su prima. Firmaron juntos sus cinco primeros trabajos, por los que Einstein ganaría el Nobel y no le reconoció ningún mérito.

Gandhi.

MO: Tenía todo lo que no te esperas. Era racista, ya que tiene textos en los que habla de los negros como una raza inferior. Le gustaba dormir con jovencitas de 13 años sin ropa porque era bueno para la espalda, estar calentitos y poner a prueba su castidad. Además se escribía con Hitler, con quien tenía enemigos en común.

El libro 'Més il·lustres execrables' se presenta este viernes en Reus. Foto: Gorka Leiza

¿Qué personajes aparecen en este segundo libro?

SG: Hemos hecho como una minisección que destroza la infancia de la gente de la EGB. Hablamos de Jacques Cousteau, Félix Rodríguez de la Fuente, Michael Landon, Chalie Rivel, Thomas Edison, Mozart, James Dean y muchos más.

¿Los execrables se acaban?

MO: Mucha gente nos sugiere algunos personajes. En el primer volumen eran obvios, ahora tenemos algunos más desconocidos, pero aún quedan muchos execrables. Ya vamos por 94 cuando pensábamos que no llegaríamos ni a 10.

Temas

Comentarios

Lea También