Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hallazgo arqueológico "excepcional" en L'Espluga de Francolí

Este viernes se ha anunciado el descubrimiento de un santuario paleolítico integrado por más de un centenar de grabados de hace unos 15.000 años

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de la Cova de la Font Major de l'Espluga de Francolí. ACN

Imagen de la Cova de la Font Major de l'Espluga de Francolí. ACN

Hallazgo arqueológico "excepcional" en la Cova de la Font Major de l'Espluga de Francolí. Este viernes se ha anunciado el descubrimiento de un santuario paleolítico integrado por más de un centenar de grabados de hace unos 15.000 años, los más antiguos descubiertos hasta ahora en Catalunya.

Detalle del hallazgo. ACN

El hallazgo se hizo pocos días después de las trágicas trombas de agua del octubre pasado y fue totalmente inesperado, según el investigador de la Universitat Rovira i Virgili y el IPHES y autor del hallazgo, Josep Maria Vergès.

Detalle del hallazgo. ACN

El santuario se ha documentado con 3D para estudiarlo y complementar la oferta museística del recinto, puesto que no es visitable. La consejera de Cultura, Mariàngela Vilallonga, ha anunciado que el Gobierno declarará la Cova de la Font Major como Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN).

Solo habían pasado unos días de la riada del 22 de octubre cuando un equipo del Instituto Catalán de Paleocologia Humana y Evolución Social (IPHES) y uno del Grupo de Investigación del Seminario de Protohistoria y Arqueología (GRESIPIA) de la URV empezaron una nueva intervención a la cueva para valorar el potencial arqueológico. "No sabíamos si quedaba margen para hallazgos, e hicimos un descubrimiento fortuito, extraordinario e inesperado. Fue una cosa que no buscábamos, ha admitido Josep Maria Vergès, autor del descubrimiento y director del proyecto de investigación sobre la Cueva de la Font Major.

El 30 de octubre los investigadores localizaron más de un centenar de grabados de hace unos 15.000 años que constituyen el primer santuario paleolítico catalán con representaciones de arte rupestre parietal figurativo y abstracto. El conjunto que se descubrió en las paredes corresponde exclusivamente a grabados, una cuarentena de los cuales son representaciones de animales -como por ejemplo ciervos, caballos y bueyes-, y el resto firmas y símbolos abstractos. Los expertos los atribuyen al Paleolítico Superior, concretamente en el periodo Magdaleniense, a pesar de que hay algunos que pueden ser algo más antiguos y otros que se relacionan con el neolítico y etapas más recientes.

El santuario descubierto en l'Espluga se considera un hito en la historia de la arqueología en Catalunya y, tanto por el número como por la calidad de las representaciones, es uno de los cuatro conjuntos más significativos de la llamada provincia paleolítica mediterránea. "En el contexto de Catalunya y el nordeste peninsular es excepcional, no hay nada igual", ha espetado Vergès. Además, el autor del hallazgo ha puesto en valor el hecho de que el santuario era todavía más grande de lo que se ha encontrado, pero que muchos grabados se han borrado por la acción humana. Y es que la cavidad había sido un punto muy transitado por rutas de aventura antes de museizarla y muchos visitantes, desconocedores de su existencia, tocaban las paredes e, incluso, las llenaron de grafitis.

El santuario no se podrá visitar pero sí visualizar en 3D

Esta fragilidad y el hecho que se encuentra en una zona de difícil acceso y reducidas dimensiones explica que el santuario no se pueda visitar. A raíz del descubrimiento, se ha constituido un equipo formado por técnicos especializados del Departamento de Cultura de la Generalitat e investigadores del IPHES, con el apoyo del Ayuntamiento de l'Espluga de Francolí, encargado de documentar este santuario mediante tecnología 3D. Por un lado, para permitir el estudio científico con las técnicas de análisis más avances, y del otro, para generar materiales para construir un nuevo discurso museográfico en torno a este hallazgo –de entrada, con una proyección que se podrá visualizar con gafas 3D. Después de haber escaneado toda la cueva, los técnicos prevén ahora empezar a trabajar cada grabado para obtener imágenes en alta resolución.

De hecho, el director del IPHES, Robert Sala, ha apuntado que este ha sido un trabajo de tres meses que todavía tiene que perdurar mucho en el tiempo. Sala ha destacado la ventaja que supone haber hecho el hallazgo en una cueva "que ya está protegida" y museizada. Además, el director del IPHES ha planteado la posibilidad de reconstruir la cavidad en otro lugar, como se ha hecho en otras zonas, para mejorar la experiencia de los visitantes.

El Gobierno declarará la cueva Bien Cultural de Interés Nacional

La consejera de Cultura, Mariàngela Vilallonga, ha recogido el guante y ha situado esta posibilidad dentro de una mayor disponibilidad presupuestaria del Departamento. " estaremos apoyando y haremos todo el que haga falta, e incluso podríamos empezar a pensar en esta reconstrucción", ha manifestado. De momento, pero, Vilallonga ha anunciado que próximamente el ejecutivo aprobará un acuerdo de Gobierno para declarar la Cova de la Font Major como Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN). "El hallazgo convierte esta cueva en la catedral del arte rupestre en Cataluña. Hemos encontrado la joya de la corona", ha subrayado la consejera.

El descubrimiento ha sido una sorpresa mayúscula en la vila, puesto que se ha llevado con absoluto secretismo para que los investigadores pudieran documentar y trabajar con tranquilidad en la cueva. El alcalde, Josep Maria Vidal, ha destacado que el hallazgo los pone "en el mapa cultural e histórico del país", y que es "todo un orgullo", sobre todo cuando hace poco más de 100 días de la fatal riada del 22 de octubre. El objetivo ahora será, según ha señalado el alcalde, conseguir dar una nueva orientación al relato museístico del recinto, que es un punto recurrente de visita de escolares y de turistas de todo el país.

Una de las cuevas más largas del mundo formadas en conglomerados

La Cova de la Font Major fue descubierta el 1853 y es considerada una de las cuevas más largas del mundo formadas en conglomerados. Las investigaciones y los hallazgos arqueológicos que se  ha hecho desde entonces han constatado que el hombre lo ha utilizado a lo largo de todas las épocas. La Cova de la Font Major, junto con otra cavidad, Cova de la Vila, integra el que se conoce como les Coves de l'Espluga, en origen una única y extensa cavidad que transcurre por el subsuelo del actual casco urbano del municipio de l'Espluga de Francolí.

Temas

Comentarios

Lea También