Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Reus quiere islas de peatones, más oferta deportiva y crear clústeres estratégicos para 2032

El Pla Reus Horitzó 32 perfila, tras 18 meses de elaboración, las líneas maestras de la siguiente década a través de 10 proyectos motores. Los próximos gobiernos decidirán si los desarrollan o no. La hoja de ruta se explicará en una audiencia abierta a toda la ciudadanía el 29 de noviembre

| Actualizado a 24 noviembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Reus ya sabe qué quiere ser dentro de 10 años. O, al menos, ha acabado de perfilar la fórmula en la que, a día de hoy, la ciudad confía para afrontar los retos que se le planteen hasta 2032. Limitar el coche, fomentar la bici, incrementar las islas para peatones –áreas que priorizan al viandante frente al tráfico rodado–, crear clústeres en sectores estratégicos o crecer en equipamientos y eventos deportivos son algunas de las grandes apuestas para la próxima década.

El gobierno municipal presentó ayer el Pla Reus Horitzó 32, una hoja de ruta en la que ha estado trabajando los últimos 18 meses. Su Reus del futuro se articula a partir de cuatro ejes: oportunidades, calidad de vida, talento y disfrute. De ellos cuelgan hasta 14 escenarios y 38 líneas estratégicas «ambiciosas y potentes», según apuntó el alcalde, Carles Pellicer. Pero lo más importante, tal como precisó la vicealcaldesa, Noemí Llauradó, reside en una decena de «proyectos motor» que representan «el nivel más operativo del Pla» y que deberán ejercer de «palanca y primer impulso» para desplegarlo.

Acercar la cultura a los niños, fomentar la autonomía digital, abrir escuelas de arte públicas o conectar los caminos periféricos con el centro son algunas de las ideas concretas que esos proyectos recogen. Otras, innovadoras, buscan la racionalización horaria para combatir la «pobreza del tiempo» o la puesta en marcha de una nube local y un nodo neutro de internet de proximidad del Camp de Tarragona en Reus para potenciar las infraestructuras tecnológicas.

Implementar redes de ciencia ciudadana para medir datos ambientales, dar lugar a una ventanilla única para gestiones con la administración, visibilizar la memoria colectiva y la de los barrios también son planteamientos recogidos en las casi 100 páginas del Reus Horitzó. Igual que habilitar espacios de bienvenida para personas o empresas que quieran instalarse o preparar espacios como bancos de pruebas de proyectos de diversos campos.

Pese a que constituyen lo más tangible del Pla, el ejecutivo aclaró ayer que estas son «propuestas de actuación» que fueron lanzadas por la ciudadanía y el cuerpo técnico durante la redacción del documento, y que no son vinculantes. Y es que, para materializar las guías del Reus Horitzó 32, será necesario que el gobierno del momento quiera hacerlo y que las traslade a planes de acción municipal y planes sectoriales.

En este sentido, Llauradó incidió ayer en que el Pla «es de todos y todo el mundo lo siente como suyo», y explicó que «está vivo», así que se irá adaptando a cada realidad y contexto. El municipio no contaba con una guía similar desde la etapa socialista.

En cuanto a la esencia de las 38 líneas estratégicas, las hay dirigidas a impulsar nuevas economías digitales, desarrollar el talento local, facilitar la conciliación laboral y familiar o simplificar los trámites. También abordan la seguridad, la preservación de recursos, la adecuación de las calles o el avance hacia un sistema educativo cohesionado, además de la promoción del patrimonio o el cambio de usos del espacio público para dar preferencia al peatón. La vicealcaldesa insistió, durante la presentación, en la conveniencia de «poner a las personas en el centro» de cualquier intervención y «avanzar hacia una ciudad para las personas».

Un laboratorio con la universidad

Los 10 proyectos motor para consumar el Pla, «transversales y aceleradores», son variados y muy diferentes entre sí. Tres de ellos los ha concebido el gobierno como redes: una de cuidados, una de promoción de hábitos saludables y bienestar físico y emocional, y una ciudadana. Las otras se refieren a conceptos como el fomento de la creación cultural y artística, la ciudad de 15 minutos –aquella en la que los servicios básicos estén cerca–, datos y evaluación estratégica, transformación digital, atracción de talento y administración amigable.

Y también hay una, denominada Urban Lab, que se fija el objetivo de «impulsar un espacio que implique a la universidad, los centros de investigación, el tejido empresarial y la ciudad» y que queda reflejado como «un entorno real o casi real de ciudad donde es posible experimentar y probar productos y servicios con dinámicas de cocreación e innovación». El documento se puede consultar íntegramente en el sitio web horitzo32.reus.cat.

El Pla Reus Horitzó 32 «aglutina opiniones, visiones de futuro, y es un proyecto compartido de ciudad que actualiza los valores que nos definen en un entorno de cambios», subrayó Pellicer. El alcalde destacó que «la ciudadanía ha mostrado su capacidad de implicarse en procesos colectivos y explicar lo que piensa y lo que quiere». Por su parte, Llauradó aseguró que «18 meses de trabajo dejan estos resultados para caminar hacia un futuro mejor para todos». «Han sido muchas las personas que han colaborado en encuestas, en talleres... en este proceso participativo que es el mayor que hemos llevado a cabo».

«No queríamos que esto acabase siendo algo del gobierno, ni siquiera del Ayuntamiento, sino de la ciudad, porque teníamos claro que lo hacíamos las personas como ciudadanos», añadió la vicealcaldesa. Según especificó en su momento el consistorio, hasta 2.395 personas han estado presentes, de una manera u otra, en ese proceso participativo para sacar adelante el Pla: 1.244 rellenaron encuestas, 1.140 ofrecieron su punto de vista a través de un cuaderno de debate ciudadano y otras once estuvieron en talleres organizados desde el propio Ayuntamiento.

La confección de esta herramienta, tal como recordó la vicealcaldesa, «arrancó durante la Covid y, por lo tanto, supuso un gran desafío poder disponer del Pla en 2022, tal como teníamos previsto». Llauradó llamó a «ser atrevidos, escuchar lo que la gente nos pide y responder con la implementación de esta hoja de ruta». «La ciudad tiene que avanzar de forma conjunta y no dejar a nadie atrás» aunque «los retos son muchos y algunos, incluso mundiales: la emergencia climática, el envejecimiento de la población, la transformación digital de la empresa y la sociedad... Reus Horitzó 32 ya los afronta con sus propuestas», dijo.

«Reus es moderna, líder y tiene una clara vocación de capital que ejerce en el área metropolitana», concluyó Pellicer, que avisó de que «la ciudad tiene intención de llegar a ser todavía más potente».

El Pla se explicará a todos el martes en el salón de plenos

El Pla Reus Horitzó 32 se presentará en audiencia pública, el próximo martes 29 de noviembre a las 19h. en el salón de plenos. El acto será abierto a toda la ciudadanía y también podrán intervenir los grupos municipales en el primer turno. La concejala de Participació, Montserrat Flores, detalló ayer que «para hacer el rendimiento de cuentas, hemos optado por este formato que permite informar y escuchar».

«Quienes han elaborado el Pla lo explicarán de manera clara y habrá intervenciones de la ciudadanía, que podrá formular sus dudas y hacer sus aportaciones por escrito mediante unas tarjetas que repartiremos al principio y a las que daremos respuesta», especificó. La audiencia durará, como máximo, hora y media.

Comentarios
Multimedia Diari