Cultura Vive, Ama, Ríe... Lee

Quirke y otros problemas de familia

El antihéroe de Banville. Vuelve el patólogo más famoso de Dublín de los años 50 en la que es ya la octava entrega de su serie

Ana Rivera

Whatsapp
El actor Gabriel Byrne interpreta al patólogo dublinés Quirke en la serie de televisión adaptada de los libros de Benjamin Black. Foto: FIlmaffinity

El actor Gabriel Byrne interpreta al patólogo dublinés Quirke en la serie de televisión adaptada de los libros de Benjamin Black. Foto: FIlmaffinity

Para quien no lo conozca aún y para entrar de lleno en materia, les contaré quién es Quirke. En la década de los 50 conocemos a este patólogo que trabaja como forense en Dublín. Con una infancia un tanto dolorosa, tiene una hija, Phoebe, aunque su mujer murió hace algunos años. Vive en una casa de estilo georgiano en Upper Mount Street y prefiere la soledad. Acostumbra a beber alcohol en exceso, quizá emulando el estereotipo de sus compatriotas, quizá para paliar el dolor y acallar los recuerdos de los abusos en el orfanato. Vivencias terroríficas que han dejado mella en su carácter, algo impaciente, seco y huraño, poco tolerante, inestable, pero curioso y con una cierta obsesión hacia la justicia.

Justamente por ello, reabre casos cuando no se ha quedado convencido con el motivo de la muerte de los cuerpos de los que tiene que hacerse cargo. Detective por sorpresa, esta suerte de antihéroe cuenta, con esta, ocho novelas firmadas por Benjamin Black. 

Aprovecharé estas líneas para aclarar también, a quién todavía no lo sepa, que Benjamin Black es el pseudónimo del dramaturgo irlandés John Banville. El escritor se zambulló en el mundo de la novela negra en 2006, con la primera entrega de Quirke (El secreto de Christine) y al adentrase en un género nuevo, decidió adoptar un sobrenombre, algo habitual en la literatura anglosajona. 

«Tengo un mal presentimiento. Ojalá no hubiese visto a esa maldita mujer»
Quirke (Benjamin Black)

En esta ocasión encontramos al doctor Quirke de vacaciones en el País Vasco con, atención, su mujer Evelyn, la psicoanalista que conoció en la anterior novela, Las sombras de Quirke. Inquieto e inquisitivo intenta desconectar de sus angustias y disfrutar, bajo la exquisita batuta de Evelyn, de las bondades del paraíso del norte de España, donde todavía se intuye una atmósfera grisácea bajo el régimen de Franco.

Tras un incidente con una ostra, Quirke cree reencontrarse con una amiga de su hija Phoebe, lo que no debería resultar extraño... de no ser porque April habría sido asesinada en Dublín años atrás. Una persecución que removerá, tal vez, demasiadas cosas... 

Quizá no sea un acierto presentarles a Quirke con el personaje ya tan desarrollado, pero es sencillo leer las tramas por separado, novela a novela, desgranando los casos en que Quirke no se da por vencido. Y tanto la pluma como el universo de Black/Banville son dignos del disfrute de cualquier buen lector que se precie.

Quirke en San Sebastián

  • Autor: Benjamin Black
  • Editorial: Alfaguara
  • Páginas: 307

Temas

  • Literatura
  • Libros
  • Novela negra
  • Thriller
  • Benjamin Black
  • Quirke
  • John Banville
  • Crítica literaria
  • Reseña
  • Crónica

Comentarios

Lea También