Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Nosotros': el terror tiene dos caras

Pesadilla. El excelente filme de Jordan Peele (director de ‘Déjame salir’) dará que hablar: rompe esquemas y sorprende por sus tintes sociales

Eduard Castaño

Whatsapp
'Nosotros': el terror tiene dos caras

'Nosotros': el terror tiene dos caras

De vez en cuando aparecen en el panorama cinematográfico directores que apuntan alto, muy alto, en el género del terror o del suspense. Fue el caso de William Friedkin (El exorcista), Steven Spielberg (Tiburón), M. Night Shyamalan (El sexto sentido) y ahora lo hace Jordan Peele. En 2017, triunfó (con mayúsculas, en taquilla y crítica) y ganó un Oscar por Déjame salir. Un filme que revolucionó  el género del thriller de horror con una historia que dejó poso y que llevaba a la reflexión.

Ahora llega su segunda película, que dará mucho que hablar. Rompe moldes y logra su gran objetivo: hacer que el espectador reflexione e intercambie puntos de vista sobre lo que ha visto en pantalla. Peele consigue nuevamente atrapar al espectador.

Ese espíritu que incita y sorprende es una de sus mejores bazas, junto a las grandes interpretaciones de sus protagonistas, especialmente las de Lupita Nyong’o y de Winston Duke. Ellos, junto al resto de la familia, nos mostrarán las dos caras del terror: las del ser humano, capaz de lo mejor y de lo peor. Son las dos caras de una misma moneda: nosotros mismos.

En esta película, sobre la que planean las sombras de Funny Games (1997) o El Resplandor (1980), un matrimonio negro y sus dos hijos ven  interrumpidas sus vacaciones cuando aparecen en la puerta de su casa unas escalofriantes figuras: las de cuatro personas que parecen  dobles de cada miembro de la familia.

Nosotros enfrenta a una entrañable familia estadounidense a un enemigo tan insólito como aterrador: una versión maléfica de ellos mismos.
Con un endiablado sentido del ritmo y una puesta en escena de matrícula, Jordan Peele continúa empleando el terror para abordar cuestiones sociales y políticas de Estados Unidos, como el declive del sueño americano, la represión y el rechazo al diferente, la psicosis colectiva o el espejismo de la sociedad consumista.

Y todo ello lo hace a partir de la figura mítica de los ‘doppelgänger’ (dobles perversos) que desdibujan los límites entre el bien y el mal.
Ofrece un juego de espejos para que cada uno afronte sus propios demonios. Eso sí, sin dejar de dar unas pinceladas de humor en medio de macabras escenas. Es su forma de hacernos reflexionar, su manera de mostrarnos como somos al otro lado del espejo. Somos también Nosotros.

Otros estrenos

'Dolor y gloria', la película más personal de Almodóvar

Dolor y gloria narra una serie de reencuentros de Salvador Mallo, un director de cine en su ocaso. Algunos de ellos físicos, otros recordados: su infancia en los años 60, cuando emigró con sus padres a Paterna, un pueblo de Valencia en busca de prosperidad, el primer deseo, su primer amor adulto ya en el Madrid de los 80, el dolor de la ruptura de este amor cuando todavía estaba vivo y palpitante, la escritura como única terapia para olvidar lo inolvidable, el temprano descubrimiento del cine y el vacío, el inconmensurable vacío ante la imposibilidad de seguir rodando. Dolor y gloria habla de la creación, de la dificultad de separarla de la propia vida y de las pasiones que le dan sentido y esperanza. En la recuperación de su pasado, Salvador encuentra la necesidad urgente de narrarlo, y en esa necesidad, encuentra también su salvación.

'Bel canto. La última función', la ópera y las aventuras se dan la mano

Una cantante de ópera mundialmente conocida (Julianne Moore) es secuestrada como rehén, junto a otro grupo de personas, cuando un rico empresario japonés la invita a actuar para él en Sudamérica. 

 'Sant Martí', terror y asesinatos en serie a la catalana

Filme de terror que arranca cuando un grupo de jóvenes se dirige a un festival de rock que se celebra en las montañas. Una avería en el vehículo les obliga a buscar refugio en Sant Martí, un pueblo gerundense de la Catalunya profunda venido a menos con los años...

Temas

Comentarios